En bici o a pie?

...Coronando una pendiente del 30%, todos los músculos en tensión, el corazón parece un motor de un F-1 a 15000 r.p.m, el sudor cae profusamente, un torrente de testosterona por mis venas me hace sentir como un potro desbocado en plena libertad, el cielo se abre ante mis ojos y me embarga una honda satisfacción a la vez que una duda empaña mi felicidad... no hubiera sido más práctico subir a pie? no habré hecho el gilipollas?.

Dónde está el límite? A partir de qué porcentaje deja de ser rentable seguir luchando sobre la bicicleta en vez de bajarse y subir a pie?

Hace un tiempo propuse esta cuestión (cuando empezó la polémica Angliru sí o no con objeto de zanjar ésta) a una conocida revista que ya había realizado interesantes artículos sobre temas de este tipo, pero no pareció interesarles, así que voy a hacerlo yo, con menos medios, aunque no con menos rigor.

Si miramos los tiempos realizados en diferentes distancias por atletas y ciclistas podemos establecer comparaciones.

Vamos a empezar en llano.

A un ritmo cardíaco que se puede sostener durante horas, en mi caso una bici de montaña es aproximadamente 3.5 veces más rápida que la carrera a pie, en este caso andando*. Una bici de carretera podría llegar a ser 4 veces más, aunque depende del viento, etc. Lo que está claro es la gran diferencia. En largas distancias la diferencia puede llegar a ser incluso más: imaginemos una QH a pie... pero al límite (atletas de élite) en distancias cortas, esa diferencia se hace más pequeña, llegando incluso a una proporción aproximada de 1:2 en una hora.

Comparando una media marathon, en la cual se realizan unos 21kms en ese tiempo con el récord de la hora: cerca de 50kms, vemos que se mantiene esa proporción.

Ahora vamos a ver lo que pasa cuesta arriba.

En el Angliru mientras Roberto Heras subió los 12.5 kms en unos 43 el corredor que ganó la pedestre lo subió en menos de una hora. Es decir la bici ya sólo es menos de una tercera parte más rápida. Proporción 1:1.4. Las medias aproximadas son 17.3 y 12.3km/h respectivamente.

En el Monte Washington 12kms al 12%, los mejores tiempos son de 5821 y de 4924 que suponen 12.34 y 14.57km/h. La proporción baja a 1:1.18.

El Angliru tiene un 10% de media pero posee zonas muy diferenciadas unos primeros 5kms con un 7.5% de media, 1km de falso llano y los últimos 6.5kms con un 13% de media. Heras subió los primeros 6kms a una media de 22.5 y los últimos 6.5 a una media de 14.3. No dispongo de los datos de la carrera pedestre, pero voy a hacer una trampa: si tenemos en cuenta que en duración la subida es aproximadamente una media marathon y nos ceñimos a la 1 parte está claro que la media estará entre ésta y la que se realiza en el Monte Washington. Vamos a suponer que está justo en el centro: 16km/h, eso supondría que en la 2 parte la media sería de 10.68. Si cogiésemos 15 nos iríamos a 11.14. No tiene mayor importancia porque se cumple que la relación con el tiempo total en esta parte se acerca más en la carrera pedestre, que es a lo que vamos.

Todas estas medidas no tienen en cuenta el nivel de los corredores ni las condiciones, p ej el Angliru nunca se subió en bici contra el reloj, pero creo que son ilustrativas. Cuánta más pendiente más se acerca el corredor al ciclista. Eso es así, en mayor o menor medida pero siempre existe esta tendencia.

Así que volvemos al principio: dónde está el límite? Cuál es el punto a partir del cual uno sería más rápido a pie que en bici?.

Aquí empieza mi estudio:

Conejillo de indias: yo mismo.

Escenarios (de momento, quizá habrá cambios):

1-Angliru 6.5kms 845m de desnivel.

2-Monte Deva: 1km que contiene una rampa del 32% en un tramo de 50m al 28% .

3- La cuesta que hay delante de mi casa: 220m con un desnivel del 16.8% y un máximo puntual del 21%.

4-S.Martín de Huerces.

5-La Sobia.

La burra mecánica: una mtb doble suspensión con un peso de 15Kg, excepto en el n3 que voy a utilizar una antigua bici de carretera de 14kgs.

Resolución: próximamente...

 

 

* Aquí hay se produce otro pequeño dilema, que me imagino que muchos ya lo habréis pensado, y es a partir de qué velocidad es más rentable andar o correr. Eso es algo que tendré en cuenta. En mi caso en llano la transición está entre unos 6.5 y 7.5 por hora.

A 6 (o 6 y algo) por hora puedo sostener unas 130p.p.m. Si aumento la velocidad se me disparan las p.p.m y tengo que correr. Pero me es casi imposible correr a menos de 7.5 y en general a menos de 10 la sensación subjetiva (que seguro se corresponde con la realidad) es la de botar en el sitio y cansarme a lo tonto en proporción al avance realizado. Para esa transición me imagino que se inventó la marcha atlética.

Cuesta arriba cambia la cosa. Para subir un 10% a 6km/h ya voy a unos 160p.p.m y en el Km de la Cuenya 17% llegué a 196 p.p.m y me mantuve rozando las 190 durante algo más de 10 minutos. A tope para rozar esos 6km/h. Dudo que correr me fuera más rentable. Supongo que en mi caso el límite andará por el 15%.

- Para conseguir un buen rendimiento sin complicarse la vida hay un truco muy sencillo: correr cuesta abajo, paso ligero en llano y caminar cuesta arriba. De esta forma es asombroso lo que puede llegar a avanzar una persona con una forma física mediana -.

Pero sea como sea, este tema no afecta nada a lo qué nos interesa . La solución es muy fácil, dejar que el pulsómetro dicte su ley y elegir andar o correr según las pulsaciones. Es decir realmente la comparativa es bici o a pie para ser más exactos. Por eso utilizo siempre ``a pie sin especificar qué modalidad: la que mejor convenga en el momento, lo qué importa es si es mejor ir montado en la bici o no. De eso se trata.